Policías y agentes vestidos de civil reprimieron a manifestantes.