Los titulares de Conani y el Senasa, muestran las carpetas con los acuerdos.